article.title

PeerTransfer, la startup valenciana extendida en EEUU, consigue 12,6 millones de inversión en 2013

ValenciaPlaza.com – By E. PASTOR

La startup impulsada por Iker Marcaide, nacida en 2009 en Valencia, ha conseguido 160 nuevos clientes durante este año y acumula 21,5 millones de dólares de inversión.

La startup valenciana PeerTransfer, impulsada por Iker Marcaide en 2009, ha conseguido desde su constitución 21,5 millones de dólares de inversión. Extendida sobre todo en Estados Unidos, Reino Unido y Australia, sólo en 2013 ha acumulado una inversión de 12,6 millones con la entrada de nuevos capitales como el de Spark CapitaL, QED Inverstors, Devonshire Investors, Kibo ventures y Fides.

PeerTransfer es la principal alternativa a las transferencias bancarias en el sector de la educación, por lo que siguen extendiéndose en las universidades. En 2013 han aumentado en 160 el número de clientes que han adoptado este sistema, incluyendo la Universidad del Pennsylvania y la Universidad de Michigan. Esta suma eleva hasta 400 el número de centros que trabajan con la startup valenciana.

El 60% de los usuarios que usan sus servicios son estudiantes que utilizan el servicio principalmente para pagar las matrículas debido a la reducción de costes que supone. De hecho, esta plataforma fue premiada por el MIT como la ‘mejor tecnología de consumo para hacer la vida más fácil’.

La compañía también ha hecho cambios en su cúpula directiva e Iker Marcaide ha dejado de ser CEO de PeerTransfer para ocuparse de cuestiones más estratégicas de la compañía. Actualmente ha cogido las riendas de este cargo Mike Massaro. Entre los nuevos socios también se encuentra Philip Riese, uno de los expresidentes de American Express Cards Service.

Esta startup se creó como una spin-off en el Massachussets Institute of Technology, impulsada por Marcaide,formada en la Universidad Politécnica de Valencia. Esta startup consigue reducir las transferencias bancarias porque, al no ser un banco, la plataforma no cuenta con los gastos de oficina que puede tener cualquier entidad.

Además, también aprovecha los flujos monetarios internacionales para ahorrar costes. Por ejemplo, si un cliente español quiere hacer una transferencia a EEUU y a su vez uno amerciano quiere hacr otra en España, el dinero español se queda en una cuenta española de la empresa y viceversa. De este modo, las cantidades monetarias no traspasan fronteras reduciendo hasta 10 veces los costes de las transacciones bancarias.

← Back to Articles