article.title

PeerTransfer le gana el pulso a la banca global

La semana pasada, en el marco del HiT BarcelonaWorld Innovation Summit, un jurado formado por altos ejecutivos y representantes de grandes fondos de inversión escogió como ganadora de la Global Entrepreneurship Competition a peerTransfer, una empresa nacida en el centro de innovación del prestigioso Instituto Tecnológico deMassachusetts. Su fundador, Iker Marcaide, valenciano y vasco, estadounidense y español, se ha propuesto simplificar la globalización para individuos y pequeñas empresas. PeerTransfer es una empresa online de transferencia de fondos entre cuentas bancarias a nivel internacional. «Debería ser fácil enviar dinero, es algo electrónico, pero sigue siendo complicado, no sabes si tu dinero ha llegado, hacen falta códigos, autorizaciones…» El proceso se encarece no sólo por las comisiones sino por los tipos de cambio que ofrece la banca, siempre superiores al mercado de divisas.

PeerTransfer propone eliminar los intermediarios compensando por ejemplo a los europeos que cambian euros por dólares con los estadounidenses que hacen lo contrario, ofreciendo a todos el tipo de cambio oficial. «Una transferencia de diez mil euros se hace en cinco minutos online y te ahorra trescientos euros frente al banco tradicional, en un entorno cómodo y fiable».

La empresa se ha creado con los fondos mínimos para salir al mercado, ser validada por sus clientes, y crecer con sus propios recursos. «Lo ideal como emprendedor es no necesitar inversores», explica Iker, «pero a veces tiene sentido el capital externo por las sinergias que pueda crear». Para ello completó el equipo con Robert Abreu y Dan Wilton, con amplia experiencia en compañías como JPMorgan, HSBC o Bank of America, y reunió un comité asesor formado por ejecutivos deWestern Union, Paypal y otras empresas de transferencia de fondos, retribuidos con opciones sobre acciones, que le permite acceder a su experiencia y redes de contactos, facilitando su entrada en diferentes mercados.

PeerTransfer, que tras elegir a España como sede de su expansión en Europa abrirá este verano sus oficinas en Valencia, opera en 35 países exclusivamente por invitación para trabajar de un modo más cercano a sus clientes de cara a comprender sus necesidades y optimizar su experiencia y satisfacción. En su primer mes de operaciones trabajaron junto a empresas españolas con subsidiarias en USA. «Algunas tienen que hacer pagos en Norteamérica y otras recibirlos de clientes americanos, nos usan como una forma eficiente para evitar comisiones y obtener mejores tipos de cambio. También nos han contactado empresas que subcontratan procesos en la India y estudiantes que deben afrontar los gastos de vivir en el extranjero».

Iker se forjó como ingeniero en la UPV y trabajó para el Boston Consulting Group en Madrid y Londres, completando su formación en el MIT. Pese a que el sueldo medio de un recién titulado en su programa supera con creces los cien mil dólares anuales, decidió arriesgarse a crear su propia empresa. «Creo que era un emprendedor latente. No había encontrado una idea que me empujara a lanzarme, pero vi una necesidad y vi una solución, y creo que puedo impactar en el mercado. Somos una empresa online supereficiente centrada en un tipo de producto y nuestra ambición es ser la alternativa a la transferencia bancaria tradicional a nivel internacional ».

En la última década multitud de empresas han triunfado aprovechando el nuevo contexto digital y ultraconectado de nuestra sociedad, simplificando nuestra vida, haciendo fácil lo difícil, ofreciendo inmediatez y transparencia, poniendo en contacto de modo más eficiente la oferta y la demanda, y eliminando a los intermediarios.

Aunque parezca que ya está todo inventado siempre habrán oportunidades para quien aplique la tecnología existente de un modo innovador, como ha hecho Iker Marcaide trasladando el modelo peer to peer a la transferencia de fondos internacional.

Los mejores eligen a la mejor ‘start up’ del mundo

Barcelona ha sido la ciudad que ha albergado la segunda edición de la Global Entrepreneurship Competition, un evento que se celebra dentro del HIT BarcelonaWorld Innovation Summit y del que sale elegida la mejor start up del mundo.

Esta competición internacional ha encumbrado el proyecto peerTransfer frente a otras 20 start up, algunas de ellas más consolidadas en volumen de negocio y en el tiempo que la de Iker Marcaide.
Los encargados de elegir a la ganadora fueron los 37 miembros de un jurado en el que se encontraban responsables del fondo del capital riesgo Kleiner Perkins, el mismo que invirtió en Google o Amazon.

Para descargarte el artículo original pincha aquí

← Back to Articles